Escaparatismo y Visual Merchandising

ESCAPARATISMO Y Visual Merchandising

 El escaparate es el medio más idóneo para informar al público.

El fin  del escaparate es vender vender y vender más, por tanto,  ha de ser atractivo  sugiriendo al público una sensación de deseo.  El mensaje del escaparate debe ser llamativo para invitar al público a que entre en el comercio.  Es decir, un escaparate es un espacio con alto protagonismo comercial cuyo diseño debe obedecer a criterios técnicos y estéticos.

Hay tres puntos esenciales que deben tenerse en cuenta a la hora de ordenar y colocar los productos en el escaparate:

– Atención

– Interés

– Deseo

charles Ebbet homage

Estos tres puntos tienen una sola misión común:  lograr que quien pase por delante de él se fije, se detenga y finalmente, entre en el comercio.

La decoración del  escaparate debe cambiarse y renovarse cada dos o tres semanas, exhibiendo los productos más novedosos con mayor intención.  Los estudios de marketing indican que la afluencia de público se incrementa en un 30% después de instalar un nuevo escaparate.

 

Sin embargo,  el escaparate dispone de pocos segundos para captar la atención: tan sólo siete segundos para el transeúnte y tres segundos para el que va en vehículo.  El escaparate que logre despertar suficiente atención e interés, provocará muchas compras compulsivas y será un instrumento  de promoción inestimable.

escaparate-rebajas

En el escaparatismo nos encontramos con dos tipos de objetivos:

– Objetivos técnico-estéticos:

– Llamar la atención.

– Producir sensaciones.

– Dejar una buena imagen.

– Objetivos técnico-comerciales:

– Aumentar la demanda, atrayendo al comprador y reteniéndolo.

– Destacar frente a la competencia.

– Dar imagen propia.

– Aumentar la cuota de mercado y el volumen de ventas, repercutiendo por tanto,     en un incremento de los beneficios.

– Un buen escaparate es el que realmente vende el producto.

201273015050_3

 

Por otro lado, los expertos coinciden en señalar que no todas las áreas de un escaparate tienen la misma capacidad para atraer la atención del cliente.  Existen zonas más visible que otras hacia las que se dirigen instintivamente los ojos del espectador: primero al centro y a la altura de los ojos, después hacia abajo, luego la zona izquierda y por último la derecha.  De acuerdo con este estudio se puede deducir que la ubicación de un producto  condicionará  las  posibilidades reales de venta.

 

Los mensajes que transmite el escaparate son capaces de influir en el subconsciente del individuo implantando un mensaje  en él.  Por tanto, la buena comunicación es vital.

Cuando se consigue que el cliente se detenga a observar el escaparate lo hace por un breve espacio de tiempo. En estos segundos hay que convencerle de los beneficios de la tienda y de los productos que hay en ella.

pp31_1

El escaparate ha de tener un orden y no muchos productos para que en esos escasos segundos se obtenga  una información clara  de lo que se encontrará en el interior. El cliente pasa por cientos de escaparates, percibiendo multitud de mensajes,  encontrándose sobresaturado de estímulos e información. La única solución para que se fije en un establecimiento concreto es siendo diferentes y así poder atraer la atención.  Gracias a esta diferenciación,  el escaparate conseguirá posicionarse en la mente del consumidor.

CONTI_DIAGONAL-001-Copiar

En la comunicación visual pocas veces disponemos de tiempo.  Por esto, para que la comunicación visual sea efectiva debemos sintetizar al máximo los mensajes y ser directos, sencillos e intuitivos.  Existen diversas clases de estímulos: el color, el tamaño, la luz, la forma, el movimiento, la intensidad, los pequeños detalles, el contraste, el emplazamiento y lo insólito. Con la combinación de parte de estos estímulos y gracias al equilibrio y el espacio,  creamos una composición a través de la cual los elementos que configuran el escaparate se organizan de  manera que transmitan una unidad conceptual.

El color es uno de los elementos que más influye en nuestro comportamiento.  Respecto a los efectos del color, las investigaciones han demostrado que el color afecta a las reacciones del organismo humano. Por ejemplo, los colores calientes producen una mayor atracción física hacia los establecimientos.  Por el contrario,  los colores fríos resultan adecuados para situaciones en las que el consumidor tenga que tomar decisiones importantes ya que en este tipo de situaciones los colores calientes generarían mayor tensión.

1

La luz es otro de los elementos esenciales a tener muy en cuenta tanto en la tienda como en el escaparate  actuando como elemento unificador de la composición.  La iluminación del escaparate debe ser la idónea consiguiendo resaltar los colores y las formas de los productos. La iluminación también sirve para dirigir la mirada, resaltando los productos que más nos interesan mostrar así como creando claroscuros entre artículos para que descanse la vista provocando que el siguiente producto impacte más. Asimismo, cualquier escaparatista sabe que la luz intensa y brillante estimula el consumo y sube las ventas.

 

 Pequeños consejos:

.  Si las etiquetas con los precios son pequeñas y poco visibles el comercio será identificado como caro.  Respecto a los productos, un gran número de ellos,  agrupados con desconcierto, darán la imagen de precios bajos y de productos de mala calidad. Componer la presentación de forma piramidal.

. Utilizar elementos de apoyo para exponer el producto (alturas, mesetas, maniquíes,…).

. Crear grupos de productos.

. Dar sensación de orden colocando el producto.

. Mantener los elementos de apoyo en paralelo, aumentando el paralelismo.

. Trabar con un máximo de tres colores, estableciendo así un ordena cromático.

. La publicidad dará fuerza de marca.

. Iluminación y limpiezas factores clave

. Conviene dejar espacios libres para dar descanso visual al espectador

. Utilizar motivos decorativos para que delimiten los espacios.

 

VISUAL MERCHANDISING

Si los escaparates están dirigidos hacia el exterior, el Visual Merchandising consiste en la   correcta ubicación del producto dentro del establecimiento. Dicha ubicación debe reflejar la
imagen de la marca o del comercio y sobre todo, debe facilitarle al cliente la compra
de sus productos.

Gracias al Visual Merchandising, estos pequeños escaparates interiores deben seguir una línea acorde a los
exteriores, no desentonando en colorido, ni en tamaño. En ellos, es importantísimo el
orden, doblaje, colocación …y su mantenimiento, teniendo que estar el espacio
siempre ordenado. Para realizar correctamente el Visual Merchandising, se elegirá un lugar en el comercio a la vista del cliente, resultando, dentro de lasposibilidades del comercio, lo más atractivo y accesible para
él.

Para empezar un Servicio de Visual Merchandising, primero estudiamos el espacio a utilizar y
seleccionamos el producto, agrupándolo y combinándolo de forma atractiva según
los colores y las formas a utilizar ya que esta
selección no debe desentonar en absoluto con el entorno, combinando muy
especialmente el Visual Merchandising con los Escaparates.

 SELECCION DE LOS MEJORES ESCAPARATES